NOVEDADES

“Las prioridades cambian, pero los valores permanecen”


12-04-2019

Doble eslabón de la cadena de valor de ProPymes, DIN S.A. es al mismo tiempo cliente de Ternium y proveedor de Techint Ingeniería y Construcción. Conversamos con su Director, Diego Villarroel, sobre proyectos en curso, como la construcción del Zeppelin en la Terminal B de Ezeiza, la actividad en Vaca Muerta, y también acerca de los valores que los inspiran a crecer.

DIN S.A. nace en 1970 como empresa especializada en techos autoportantes. Desde esa fecha, las obras pequeñas fueron abriendo paso a desafíos constructivos cada vez mayores donde el acero es el protagonista indiscutido. Los servicios de ingeniería, fabricación y montaje responden a diversos proyectos entre los que se incluyen plantas industriales, acerías, terminales aeroportuarias, centrales térmicas, equipamiento urbano, centros logísticos, minería y el recientemente incorporado departamento de Oil & Gas, a partir de la demanda originada en Vaca Muerta.

Desde el año 2010, DIN S.A. participa de ProPymes y se ha capacitado en los distintos niveles: Dirección de Pymes, Desarrollo para Jóvenes Profesionales, Legal y Laboral, Programación y Gestión de la Producción, entre otros. También recibió asistencias industriales vinculadas a Rol Supervisor, Relaciones Laborales y Gestión de Recursos Humanos, y tiene una participación activa en el programa Gen Técnico, apoyando a las escuelas de la región con capacitaciones.

Actualmente, se encuentran trabajando en el Aeropuerto de Ezeiza, en la Terminal B de partidas, en la construcción de un edificio de 6500 m2 que se asemeja a un dirigible, de diseño futurista, y que albergará las operaciones de control de seguridad y migraciones.

¿Cuáles son los principales desafíos constructivos del Zeppelin que les encargó Aeropuertos Argentina 2000?

Realmente nosotros habíamos hecho cosas desafiantes, como el hangar de Aerolíneas Argentinas, el más grande de Sudamérica, con 100 metros de ancho por 100 metros de frente y 35 metros de altura sin columnas intermedias, pero esto sin dudas va a marcar un antes y un después. El desafío que se planteó acá fue el de buscarle la forma al acero para lograr lo que la arquitectura pedía y, a su vez, respetar lo que necesitaba la ingeniería. Se trata de una estructura que soporta 300 toneladas de vidrio con nudos que van íntegramente soldados. En esta obra no hay una sola tuerca ni bulón, todo está soldado sobre sí mismo y, dado que la soldadura es un proceso químico que se desarrolla a una temperatura muy alta, eso provoca dilataciones importantes. Parte del gran desafío fue, no sólo darle la forma para fabricarlo sino el montaje. En obra fuimos haciendo un damero de soldadura para ir equilibrando las deformaciones, de modo que cuando esa estructura se desapuntale tome su estado de peso propio según lo que nosotros teníamos calculado y eso, hasta ahora, se va dando.

¿Todo lo están trabajando con equipo propio?

Sí, absolutamente. Tenemos muy buena calidad de mano de obra que trabaja con nosotros en planta y se va a obra cuando se necesita. En este proyecto se involucran a todas las áreas. Somos 175 aproximadamente, 35 personas en obra más 140 entre ingenieros, operarios, supervisores, Calidad y Seguridad e Higiene.

Están haciendo una obra destinada a convertirse en un lugar icónico de la Argentina. ¿Cómo lo vive el equipo humano?

Lo vivimos con mucha felicidad. La empresa va a cumplir 49 años en septiembre y cada vez que un cliente nos confía una obra, de cualquier naturaleza, aunque no tenga una trascendencia pública, nos genera orgullo. Pero, sin dudas, cuando son este tipo de obras que forman parte de la iconografía de la ciudad, ya sea el primer Metrobus de la 9 de Julio que lo hicimos nosotros, o la Terminal A del aeropuerto de Ezeiza, lo vivimos como un logro de todos: del que lo imagina, del que lo vende, del que lo calcula, del equipo que lo construye, del equipo que lo monta. Es un desafío incluso para nuestra forma de entender la realidad: somos una empresa que maneja la disciplina de la ingeniería, entendida como un proceso específico de pasos y, sin embargo, para este tipo de proyectos rompemos con los parámetros de linealidad y usamos pensamiento lateral para resolver problemas empíricos.

Durante 2018 formalizaron el área de Oil & Gas. ¿Cómo surgió esa necesidad?

En los últimos años veníamos participando de varios proyectos para Techint vinculados al petróleo, entre ellos, un deck para la plataforma petrolera offshore de ENAP que tuvo la particularidad de ser para uso permanente, tarea que nunca antes se había hecho en Argentina, y que requirió un standard de calidad de clase mundial. Cuando surge la obra de Fortín de Piedra decidimos darle más más identidad, creando un área específica y poniendo a cargo a un gerente con muchísima experiencia en el rubro. Fuimos parte del Proyecto Vaca Muerta y somos parte ahora también entregando galpones, suministros, parrales de cañería, entre otros. Entendemos que el mercado va cambiando y nosotros vamos siguiendo esos cambios. Donde haya un nuevo negocio sobre todo si se trata de algo no convencional, allá vamos, porque es lo que nos motiva.

¿Cuáles son los pilares sobre los que han construido esta empresa que ya tiene casi medio siglo de vida?

Lo primero es honrar el compromiso, honrar la palabra ante todo. Segundo, siempre estar pensando en más: planes de expansión, negocios laterales. Y tercero, cuidar el capital más grande que tenemos: nosotros mismos. En la Planta había un cartel con nuestras prioridades que eran Seguridad, Calidad y Producción. Pero hace poco lo corregimos: no son prioridades, son valores porque las prioridades con el tiempo cambian pero los valores permanecen. Primero la Seguridad en la operación, segundo la Calidad que es innegociable, nosotros por más que manufacturemos acero tenemos estándares de calidad que debemos cumplir sí o sí, y son reglas autoimpuestas, muchas veces el cliente ni se entera. Lo último, la Producción: sólo si se logran esas dos condiciones previas, la producción es válida.

En tu opinión, ¿qué necesitan las pymes argentinas para poder crecer?

Creo que es muy importante, tener previsibilidad, reglas claras y que no le gane la especulación financiera a la inversión productiva. Todos los rubros que se producen en el país tienen el mismo derecho de permanecer y cuando una condición exógena determina que la actividad está en riesgo por distintas condiciones, como el caso de la industria textil, tiene que haber un Estado que sea capaz de ayudarla a permanecer porque detrás de cada industria, hay un montón de familias. Nosotros como rubro metalmecánico estamos muy castigados por la posibilidad de importar productos manufacturados y con un impacto recesivo por la falta de inversión, sumado a una alta tasa que te hace entender que no hay negocio más rentable que el 60% anual de pesos que paga el mercado financiero.

¿Cómo describirías el vínculo de tantos años que tiene DIN SA como parte de la cadena de valor de ProPymes?

Nosotros trabajamos muy ligados a Techint, tenemos el ADN parecido y junto con ProPymes hemos logrado grandes cosas. En Ingeniería, trabajamos muy sólido con Techint, hacemos proyectos sumamente complejos desde la organización y los terminamos sin controversias. Y lo mismo nos pasa con Ternium, cuando tenemos desarrollos en curso siempre están dispuestos a darnos una mano en lo que necesitemos, ya sea capacitación o asistencias técnicas a través de ProPymes. Eso es muy importante porque cuando hay un escenario de crisis habitualmente todos se retiran, empezando por el Estado. Que alguien te atienda el teléfono y te escuche, te da la tranquilidad de que algo vas a poder articular para solucionar un problema planteado.

Ultimas Noticias

Capacitaciones

Durante el mes de mayo, iniciaron tres de las principales ofertas académicas que brinda ProPymes: el Programa de Dirección de Pymes para Dueños y Directores, el Programa de Desarrollo de Líderes para mandos medios y el Programa de Desarrollo Profesional.

Cadena de Valor

El 23 y 24 de mayo tuvo lugar el Foro Argentina Exporta 2019, organizado por el Ministerio de Producción y Trabajo e impulsado por la Mesa Exportadora y con el sponsoreo de Ternium Argentina. Participaron 3500 personas y 60 empresas de la cadena de valor de ProPymes.

Eventos

En un evento para 600 personas en Rosario, Horacio Marín, Director General de Exploración y Producción de Tecpetrol, destacó las oportunidades que presenta para las pymes el desarrollo de Vaca Muerta. Durante la jornada, Ezequiel Tavernelli, Director ProPymes de Ternium Argentina, presentó el programa corporativo, y las empresas Vulcano y Arsemet, ambas integrantes de la cadena de valor, relataron la experiencia de transformar su negocio hacia el sector energético a partir de Vaca Muerta.